Revistas de la Konrad Lorenz, Javeriana-Bogotá y Católica de Colombia en los primeros lugares del nuevo Ranking Rev-Sapiens
20 agosto, 2015

7 pasos para escoger la carrera equivocada

Creado: Miércoles, 17 Diciembre 2014 23:40

Escrito por Carlos Roberto Peña Barrera (director Sapiens Research Group)

Entre el colegio y la universidad hay una gran brecha, que se supera cuando se toma la decisión de construir un puente mental basado en la realidad, pero con una dirección que apunte hacia el futuro, la esperanza, y alcanzar una realización integral. Sapiens Research Group, después de revisar distintos análisis, gran cantidad de correos y escuchado a estudiantes, rectores, investigadores, padres de familia y prestar atención a las opiniones de gente del común, ha llegado a 7 conclusiones que ponemos en consideración para que se tengan en cuenta a la hora de buscar carrera. Preste mucha atención.

1. Siga creyendo que usted no es usted sino su papá o su mamá. Cumpla el sueño de su papá contador; estudie lo mismo que él ha hecho toda la vida y que le ha sugerido a usted todos estos años. Satisfaga los anhelos frustrados de su mamá; sea el médico que ella nunca pudo ser y acepte que con esta decisión ella será la mujer más feliz del mundo. No deje de escuchar a sus familiares y amigos de sus padres todas aquellas ponderaciones sobre sus progenitores, los logros que ellos han alcanzado, y que usted debe, por obligación, continuar por ese camino. Crea hasta los tuétanos que el hacer de su papá o su mamá se tiene que convertir en su ser: haga y sea lo que es o fue su papá o su mamá. Recuerde: la Tierra es plana y el Sol es el que gira alrededor de nuestro planeta.

2. La vida consiste en tener casa, carro y ropa de marca. No escuche las conclusiones a las que han llegado los hombres más millonarios del mundo: que al llegar a la cima, no hay nada de nada. Hágase el loco cuando escuche que quienes conducen los autos más lujosos y viven en las casas más hermosas son los que viven más solos y a los que les sobran los “amigos”. Por favor, no vea la película El gran Gatsby. Y matriculase en la carrera que usted cree que lo hará millonario. Recuerde: ya pasó de moda que se amaran a las personas y se usaran las cosas; hoy día se deben amar las cosas y usar a las personas.

3. No busque nada que tenga que ver con algo de matemáticas. Aplique esta idea: el mínimo uso del cerebro lo hará más feliz. Siempre podrá llevar su calculadora para rectificar que lo que le cobra el tendero en pan, leche y huevos es correcto. Siga afirmando que es un bruto para las matemáticas y todo por culpa de un “mal” profesor en la secundaria. Sueñe, como miles y miles de personas, que estudiar piscología no implica semestres y semestres de estadística y probabilidades, y por eso se alegran al inicio pero, a los pocos semestres, muchos se retiran y, al final, son contados con los dedos de las manos los que se gradúan. Para que la vida le sea más fácil, matricúlese en ninguna carrera y deje que la vida se le vaya como agua entre los dedos. Otra “pésima” película que no tiene que ver: Manos prodigiosas.

4. Sáquese de su mente esas palabras de “registrada” e “investigación”. Si una “universidad” le ofrece descuentos muy apetecidos, alianzas con universidades de buen nombre de Colombia o del exterior, y casi que un seguro “empleo” donde pueda trabajar después de graduado, corra, corra, no deje pasar esa oportunidad. Lo están esperando los “mejores” profesores, una “exigencia” verdadera para que usted aprenda, toda una visión para que sea no solo un profesional sino un investigador de su campo. Y ni se le ocurra averiguar si la carrera a la que entrará está registrada por el MEN. Relájese, confíe, que eso que le está pasando a varias IES es solo “mentiras” y “blasfemias” de los medios.

5. Póngale toda la fe a la “palanca”. A la gente no le gusta sacar pecho ni alardear de sus logros profesionales. Cuando le diga alguien que estudie lo mismo que esa persona estudió o algo parecido y que cuando usted se gradúe lo recomendará para un empleo fijo, ni lo piense, mucho menos lo medite. Crea eso que le dice como si fuera una promesa venida del mismo cielo. Recuerde que la gente cumple lo que promete, por eso es que no se exigen contratos ni letras ni nada parecido. Además, vivimos en tanta seguridad y salud, que es casi imposible que esa persona le pase algo durante los años que usted estará estudiando esa carrera. Quédese con la absoluta certeza de que esa persona estará marcando en un calendario cada día en espera de que usted llegue con su hoja de vida para darle un empleo millonario.

6. Solo piense con el corazón. Déjese guiar por sus emociones, sus sentimientos, sus intenciones. ¿Para qué pedir consejo de personas sabias? ¿Para qué meditar y analizar las cosas con cabeza fría? Recuerde que debemos actuar como “palomitas de maíz”. Cuando algo lo emocione, brinque. No pare de hacerlo y manténgase allí. Recuerde que el calor no quema, y por eso es que no queda un solo grano negro en el fondo de la olla. Si tiene dinero, si tiene buen puntaje y pasó a esa carrera, hágale y siga la costumbre del común: se termina lo que se hace. No se le olvide que a nadie le ha pasado que a mitad o final de carrera se da cuenta de que eso no era lo suyo y se sale de medicina a fin de matricularse para ser chef.

7. No se tome el trabajo de analizar sus fortalezas ni debilidades frente a este mundo dizque globalizado. ¿Quién le dijo a usted que el inglés es necesario para comunicarse, estudiar e investigar? Eso son puras mentiras. Tranquilo que el traductor de Google le ayudará a la hora de una entrevista o aplicación a un cargo importante, o para desenvolverse en un país no latinoamericano, porque el mundo es un gran Miami. ¿Quién le dijo que investigar y escribir es importante? Eso es solo para científicos y eruditos. Usted dedíquese a pasar, así sea raspando; no cape rumba del viernes y de paso del sábado; esté tranquilo que si no termina en 5 años, de seguro en 8, 10 o 12 le entregarán su cartón. Y cuando esté buscando un puesto, ¿usted cree que la joven de 23 años, que sabe inglés y hasta francés, y que ya ha terminado una maestría se lo va a quitar? ¡Cómo se le ocurre! Usted, fresco. Y ni se le ocurra visitar el “Buscador de carreras” de Sapiens Research Group, donde podrá encontrar la carrera a través de la manera “Pregrado” o “Posgrado“, donde incluso encontrará salarios aproximados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *