Sobre la acreditación Council of International Schools (CIS)
11 noviembre, 2016
NEASC-CIS, Garantía de calidad educativa en sus colegios acreditados
15 noviembre, 2016

Impacto de la ISO-14001

Omar Cáceres Galvis / rector Gimnasio El Hontanar

El Gimnasio El Hontanar es pionero en la implementación exitosa del Sistema Integrado de Gestión en Calidad y Medio Ambiente, especialmente de la norma ISO-14001, con resultados altamente favorables para su comunidad educativa.

La historia de la humanidad jamás había exigido de manera tan urgente y necesaria la prioridad del tema ambiental en el ámbito educativo. Es innegable la oportunidad histórica que le compete a la educación de civilizar al género humano en torno a este tema, pero sobre todo y lo que es más importante, de fortalecer su compromiso, centrado en desarrollar en la generación actual de niños y jóvenes en edad escolar, las competencias básicas necesarias que apunten a la preservación del medio ambiente y al afianzamiento de una conciencia ecológica en cada uno de ellos, que se traduzca en prácticas cotidianas de respeto, amor y cuidado por el entorno y sus recursos. Enseñar a aprender a vivir de una manera sostenible, con actitudes concretas, es un saber necesario y vital que debe integrarse de manera más enfática en los currículos escolares.

Bajo esta perspectiva nació la preocupación de nuestro plantel por implementar en su PEI no solo un modelo de gestión de la calidad sino de un modelo de gestión ambiental que le proporcionara a la comunidad educativa “un marco de referencia para proteger el medio y responder a las condiciones ambientales cambiantes” (NTC ISO 14001:2015, i), con el único objetivo de sembrar en el corazón de las presentes y futuras generaciones el principio de “satisfacer racionalmente las necesidades del presente, sin hipotecar las venideras” (Idem). Esta norma internacional ayudó a la institución a delinear el camino, a concretar las acciones para mitigar los impactos ambientales, a capitalizar los resultados en este campo y, sobre todo, a movilizar a la comunidad en la búsqueda de su objetivo final: cuidar el medio ambiente a través de la prevención o mitigación de impactos, y crear opciones para contribuir al desarrollo sostenible por medio de la educación de los niños. Y, en este objetivo, han participado activamente todos los sectores del colegio, especialmente los padres de familia que, en sus hogares, se han convertido en un refuerzo invaluable de esta conducta y han propiciado actividades que materializan las ideas ecológicas que sus hijos proponen. Las jornadas de reciclaje, las campañas de ahorro de agua, papel y energía, la reducción de la generación de residuos no biodegradables, la fabricación de eco-ladrillos, etc., son entre otras, muestras de lo que se ha podido lograr con la implementación del modelo ambiental en la institución.

“Nuestra certificación ambiental bajo la norma ISO 14001 nos ha servido para afianzar el énfasis ambiental del Proyecto Educativo del Gimnasio El Hontanar y para seguir fortaleciendo la educación de los niños en lo que tiene que ver con el amor a la naturaleza y al cuidado que debemos tenerle” (Mónica Elizabeth Rodríguez, coordinadora de calidad y medio ambiente).

Y es que realmente no existe una clave más importante para cambiar esta relación del hombre con el planeta que la educación. Es innegable la gran responsabilidad que compete a las organizaciones escolares de pensar hoy por hoy en un modelo educativo para un planeta enfermo, que tenga en cuenta la única alternativa posible de garantizar a las nuevas generaciones un medio ambiente sano y libre de cualquier amenaza de destrucción. Ojalá esta aspiración, que hemos desplegado con este modelo de gestión ambiental por la implementación de la norma internacional ISO 14001:2015 se fortalezca cada vez más con otras y novedosas herramientas pedagógicas que las instituciones educativas puedan adoptar para lograr una relación más amigable con la “Casa de Todos”.

“Nuestro espacio es una de las pocas zonas de reserva forestal que aún persiste en la ciudad y, con un trabajo en equipo de profesores, alumnos y padres de familia, no solo se ha mantenido y mejorado como tal sino que se ha convertido en un aliado pedagógico de especial significado para todos. Los árboles, las especies y el entorno natural son parte de nuestra familia educativa y actores vivos de nuestra cotidianidad” (Natalia Silva, profesora de ciencias naturales).

Algunos de los avances en materia ambiental alcanzados por el colegio, gracias a la eficaz implementación de la norma ISO 14001, son los siguientes: (1) permitir la expresión de los niños y jóvenes frente a los grandes problemas medioambientales, motivar su conocimiento y la generación de acciones encaminadas a la instauración de una cultura escolar de preservación del entorno natural; (2) transformar la conciencia pasiva en preocupación activa y cambio de comportamientos por parte de los niños y jóvenes frente al tema ambiental; (3) trabajar en equipo para generar las competencias y las actitudes necesarias que permitan consolidar una conciencia ambiental en niños y jóvenes; (4) motivar el seguimiento y la evaluación de los aspectos e impactos ambientales que permitan su control, su adecuado manejo y su desarrollo sostenible; (5) promover programas de investigación para el estudio de las cuestiones pertinentes en materia de agua, cambio climático, diversidad biológica, prevención de las catástrofes naturales, contaminación industrial y urbana; (6) divulgar las prácticas e iniciativas sobresalientes de educación para la protección del medio ambiente surgidas de los proyectos de aula de los estudiantes; (7) poner en relación a jóvenes, niños, empresas, medios de comunicación e instituciones en general que hayan implantado campañas, planes de estudio, políticas, investigaciones… encaminadas a fortalecer la conciencia del cuidado de los recursos naturales; (8) despertar la capacidad de asombro de los miembros de la comunidad educativa sobre el fenómeno medioambiental que se vive en la actualidad y la incidencia de la educación en la salvación del planeta.

Los niños y los jóvenes no son ajenos al compromiso de proteger el planeta. La educación es la mejor herramienta para lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *